UN DÍA DE HELIRIDING EN EL VALLE DE ARÁN by Javi Barro

Las jornadas comienzan muy temprano. A las 6.30 a.m. nos juntamos en la base del helipuerto de Viella todo el equipo, es decir, guías, forecaster, piloto y lead Guide. Pasamos a planificar entre todos la toma de decisiones en cuanto a meteorología y condiciones de nieve, y para ello usamos diferentes herramientas digitales de predicción a corto plazo así como las estaciones automáticas de meteorología locales en altura donde obtener los datos de viento, precipitaciones, temperatura, humedad…. Todo esto lo archivamos en nuestra app adaptada al Heliski/board. A raíz de esta información nos ponemos de acuerdo con que estado mental vamos a elegir el terreno adecuado. Ponemos semáforos en rojo donde bajo ningún concepto vamos a ir, semáforos en verde donde podemos realizar descensos con apenas compromiso, y semáforos en amarillo si decidimos dar un paso adelante para ofrecer a nuestros clientes descensos mas complejos que en zona verde. Esta reunión, por tanto, marcará la bitácora de la jornada buscando el equilibrio entre seguridad y disfrute, y por eso es muy importante.

Heliriding Valle de Arán Javi Barro

Los clientes van llegando a la base según los horarios marcados, y nosotros les recibimos con té o café en un espacio cálido y confortable donde realizamos un briefing enfocado a como queremos que realicen los descensos en las montañas que les ofrecemos. Marcamos también unas pautas de distancias entre ellos y el guía para indicarles cómo subir y bajar al Helicóptero, pero sobre todo hacemos hincapié en cómo deberán de comportarse en caso de avalancha. Para esto último hacemos prácticas con el arva (aparato de búsqueda de victimas en avalanchas) y manejo de la mochila Air-bag.

Nos quedarían los últimos preparativos: revisión de radios, control de arvas, ajustes de tablas, equipación y un briefing final que hace el piloto sobre las partes importantes del Helicóptero (un B3 Ecureuil) para los pasajeros, además de cómo comportarse en caso de accidente.

Los grupos son de 4 pasajeros por guía, y siempre salimos como mínimo 2 grupos de forma simultánea a la montaña para dar el mejor servicio en cuanto a seguridad y elección del terreno y nieve. Operamos en 400 Km cuadrados siempre dentro del Valle de Arán con un catálogo de unos 200 descensos de diferente dificultad entre los 400 metros a los 1000 metros de desnivel.

Heliriding Javi Barro Uller

Por poner un ejemplo práctico, hoy tenemos un grupo de suizos de 8 pasajeros que vienen desde Verbier a sabiendas de la calidad de nieve y el divertido terreno que se van a encontrar en la cara norte de los Pirineos. Para ellos es toda una experiencia, y aunque ya conocen el Heliski en Canada u otros destinos world Class, el Heliriding en el Valle de Arán es muy especial. No se trata solo de deslizar Powder sobre terrenos sugerentes, sino que también encuentran el encanto del Valle con un montón de propuestas gastronómicas, así como el trato cálido del carácter latino. Este grupo de suizos en particular han contratado el Helicóptero en privado para toda la jornada. Mínimo son 2 horas de vuelo real, lo que nos lleva estar todo el día en la montaña con una comida incluida. Es fácil que hagamos mas de 12 descensos a lo largo y ancho del Valle de Arán.

La jornada promete; ayer cayeron 20 cm de nieve seca sobre un manto estable con viento suave y moderado en altura cerca de los collados y cumbres, las temperaturas son bajas (-8º a 2000 metros), pero lo mejor es que habrá un cielo azul que se mantendrá hasta la tarde. Estos días las emociones se disparan, todo está a favor para vivir un gran día de Heliriding de los que te acompañan en tus recuerdos durante mucho tiempo. El grupo es potente y las condiciones son excepcionales, así que solo nos queda ser ambiciosos con la elección de las bajadas.

9.30 a.m.

3, 2, 1…. Take off!

Javi Barro Un día de heliriding Valle de Arán Uller

Primer descenso, toma de contacto. Buscamos un terreno cómodo en cuanto a pendiente se refiere, pero de nieve exquisita y luces de mañana en altura que nos llevan a otra realidad. Esto no es un sueño, estamos deslizando Powder de calidad en un grupo reducido de 8 riders, 2 guías y un helicóptero con un piloto que nos da mucha confianza.

Heliriding Javi Barro Valle de Arán

El día fluye de menos a más, jugando con las formas que dejó el viento en altura y apostando por los semáforos amarillos en pendientes cada vez mas pronunciadas y en las orientaciones mas estables, siempre respetando los limites establecidos. El grupo está disfrutando muchísimo, algunos giros levantan estelas por encima de las cabezas en cada bajada las sonrisas se hacen más grandes y la incertidumbre mas pequeña; no por ello bajamos la guardia.

A las 13.30 pm ya llevamos 8 descensos y es momento de hacer un break para recuperar fuerzas y continuar la jornada hasta que se ponga el Sol. Entonces los guías preparamos un lunch sobre la nieve en un lugar improvisado con todo tipo de delicatessen que nunca llevarías en tu mochila a mas de 2000 metros de altura mientras el helicóptero se va a repostar.

Javi Barro Valle de Arán Hekiski y Heliboard

Los últimos descensos del día suelen ser la vuelta a la calma. Los cuerpos ya están algo cansados, tanto física como mentalmente, por todas las emociones del día. Pero la nieve es tan buena y las luces de tarde tan sugerentes que aprovechamos todo el queroseno disponible a cambio de alguna bajada extra. Son las 17.00 pm y llega el último grupo al helipuerto. Todos están extasiados de haber disfrutado una jornada de Heliriding memorable; 15 rotaciones por grupo que equivalen a 150 runs para los dos grupos.

Valle de Arán Heliriding Juan Barro

 Ya en la base, todo son abrazos y caras de felicidad. Comentamos los buenos momentos con unas cervezas frías, intercambio de fotos y vídeos, despidiéndonos con las mejores sensaciones de haber hecho un buen trabajo y que este grupo se vuelve a Suiza con la certeza de que en España, a parte de playa, Sol y tapas, también se puede disfrutar de buen Powder.

Valle de Arán Heliboarding

Así termina la jornada de Heliriding para los clientes, pero para los guías aun nos queda la última reunión. Hacemos un debriefing de la jornada donde analizamos detalles de la operación sobre la nieve, las bajadas y el comportamiento del grupo. De esta manera, vamos creando un patrón de información que nos sirve día a día. Solo de esta manera podemos mejorar y ofrecer los mantos de mejor calidad y seguridad en nuestro amplio catálogo de descensos dentro del Valle de Arán.

El día se ha hecho largo y ancho. Ahora toca descansar y pensar en la próxima jornada. ¿Mañana que toca? Helisplitboarding. Y bueno, eso es otra historia de esfuerzo moderado y satisfacción alta.

Javi Barro Heliriding Valle de Arán

¿QUIÉN ES JAVI BARRO?

Javi Barro es un colaborador del equipo de Uller al que admiramos como persona y profesional. Se trata de un Snowboarder profesional que actualmente trabaja como guía de Heliboard y Heliski en el Valle de Arán (Lleida). Lleva 15 temporadas haciéndolo concretamente siendo uno de los pioneros desde la empresa Heliboarding Val d’Aran, y son innumerables los viajes que ha hecho a los Andes chilenos y argentinos, Nueva Zelanda o Alaska. Siempre busca nuevos terrenos para practicar este deporte y conseguir así el mejor poder. Javi, además de esto, es formador de snowboard freeride en ETEVA (Escòla de Tecnics Esportius Val d’Aran), técnico deportivo de montaña e instructor de nieves y aludes en AIARE (American Institute for Avalanche Research and Education) y ACNA (Asociación Conocimiento Nieve y Aludes).

Su personalidad llena de vitalidad y pasión por los retos le ha llevado a desarrollar su faceta como profesor en la que se implica como profesional y como persona. Invita a tus alumnos y acompañantes, no solo a aprender el uso del equipo, sino a desafiar sus habilidades en todo tipo de terrenos de montaña. Además, Javi Barro no solo es un aventurero, sino que además es multilingüe, e incluso personas de otras nacionalidades pueden disfrutar de su guía. Sus 20 años de experiencia como freerider en diferentes lugares del mundo le convierten en uno de los mejores guías del Valle de Arán.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

  • ¿Qué es el Heliski?

Una de las preguntas más comunes que pueden surgirte a la hora de leer sobre una jornada con el freerider Javi Barro es: ¿qué es el Heliski?

El Heliski es una modalidad de ski que comenzó a practicarse en torno a los años 60. Ahora bien, ¿en qué consiste el Heliski? Principalmente en transportar a los esquiadores en helicóptero a cumbres a las que únicamente se puede acceder con ese medio de transporte. La experiencia, como puede intuirse si nunca se ha practicado, es completamente diferente a la vivida en las pistas convencionales de las estaciones. Esta actividad permite al esquiador estar en un contacto mucho más profundo con el paisaje, no solo debido al reducido número de personas con las que se practica simultáneamente (a diferencia de una jornada de esquí en pista tradicional), sino también a la belleza de los paisajes que solo son capaces de verse en este tipo de experiencias.

  • ¿Cuál es el paraíso del Heliski?

Hoy en día se podría decir que las montañas de Canadá son uno de los mejores lugares para practicar este deporte. Sus abruptos valles y desfiladeros hacen de esta experiencia algo inolvidable, pensado especialmente para freeriders experimentados. Sin embargo, en Europa contamos con una de las primeras potencias en esta modalidad de Esquí: Suiza, concretamente el cantón de Valais.

  • ¿Que es el Splitboard?

Esta modalidad alpina nace de la fusión entre el ski de travesía y el snow, y esta combinación de ambas crea en torno a este deporte conocido como Splitboard una experiencia única de la que disfrutan los mayores apasionados de los deportes de invierno. Para él se necesita una tabla específica que parte a una tabla de Snowboard convencional, pero que se corta por la mitad en sentido longitudinal. De aquí nacen dos esquís de unos 13 cm aproximadamente que serán recubiertos por la parte de abajo, la que hace contacto con la nieve, con la conocida como “piel de foca”. ¿Qué conseguimos con esto? El esquiador podrá ascender la montaña utilizando estos dos esquíes, evitando el deslizamiento hacia abajo gracias al recubrimiento mencionado, y volver a unirlos cuando llegue a la cima deseada para crear la tabla de snow. Las fijaciones son la parte más importante de este deporte, pues lo que parece una atadura convencional de bota blanda que se usa en pista en una tabla de snow, pasa a ser una atadura para foquear en el ascenso mediante unos pasadores especiales. El descenso posterior podrá desarrollarse con una fiabilidad asegurada.

  • ¿Qué es el Helisplit?

El Helisplit es una modalidad de splitboard combinada con el uso del helicóptero para la aproximación a esos puntos de la montaña elegidos. Sin embargo, no se trata de llegar volando directamente a los lugares desde los que se quiere comenzar el descenso, sino a puntos desde los que seguir el ascenso con la tabla. En la práctica del Helisplit en la zona del Valle de Arán concretamente, se hace un primer descenso desde la cima del Valle, y luego se asciente a otras cumbres con las pieles de foca colocadas en la zona de la tabla que entra en contacto con la nieve, con el objetivo de buscar las mejores líneas, garantizando siempre el disfrute y la seguridad de los deportistas.

  • ¿Que es el Valle de Arán?

El Valle de Arán es una comarca de la provincia de Lérida, en Cataluña, en la que se puede disfrutar de deportes como el Heliski. Se trata de una zona en la que las actividades de invierno son conocidas por todo el mundo, tanto por el paisaje en el que se practica como por la calidad de los guías que te permiten realizarlo. Javi Barro es, de hecho, uno de los mejores guías del Valle porque, no solo le precede su experiencia como freerider y profesional, sino que además son ya 15 años los que en el Valle de Arán.

Ahora bien, ¿qué actividades se pueden realizar en el Valle de Arán además de Heliski? Además de deportes de invierno, Arán es una zona idónea para hacer senderismo, bicicleta y turismo, con un patrimonio histórico y cultural muy rico. Presenta un conjunto artístico monumental integrado por un gran número de iglesias románicas que merece la pena visitar, además de un parque conocido como Aran Park en el que poder descubrir la fauna y la biodiversidad de la alta montaña.