25% de Descuento en todo 🤘

Usando el Cod: ULLER25 al pagar tu compra

CÓDIGO: ULLER25

10 COSAS QUE DEBES DE SABER DE PACO FERNÁNDEZ OCHOA ULLER

 

10 COSAS QUE DEBES DE SABER DE PACO FERNÁNDEZ OCHOA

¿Quién fue Paco Fernández Ochoa? ¿Qué hitos y curiosidades nos acercan más a él y a su historia? Fue el primer esquiador alpino de origen español en darle una victoria en deportes de nieve a España y, de la misma manera que os descubríamos a Blanca Fernández Ochoa en un artículo anterior, hoy os queremos mostrar al que fue su hermano.

Era 1972 y el mundo posaba su mirada en la península que acababa de ver nacer una estrella. Francisco Fernández Ochoa, o como sus más allegados le llamarían ‘Paquito’, marcaba el inicio de un linaje de atletas olímpicos entre sus hermanos que seguirán sus pasos , como pasó con Blanca. De esta manera, en nuestro artículo de hoy te contaremos todos esos datos curiosos de sobre Paco Fernandez Ochoa que quizá desconocías.

1. ¿DÓNDE Y CUÁNDO NACIÓ PACO FERNÁNDEZ OCHOA?

Francisco Fernández Ochoa nació en el año 1950, un 25 de febrero. Originario de Madrid pero criado en la montaña, para ser más exactos en Cercedilla, en la Sierra de Guadarrama. ¿El motivo? Su padre era instructor de esquí en el Puerto de Navacerrada y él, siendo el mayor de 7 hermanos, fue el primero en tener contacto con el deporte alpino despertando así su pasión y talento innato. 

PACO FERNÁNDEZ OCHOA ULLER CURIOSIDADES

2. ¿CÓMO APRENDIÓ A ESQUIAR?

Cómo diría su tío, aprendió “a las bravas”. Con un método poco ortodoxo, su tío Manolo solía ir con Paco por las laderas de Navacerrada y allí veían algún que otro descenso. Paco, como le recuerdan sus familiares, siempre fue muy curioso, pero al mismo tiempo algo precavido. Su tío Manolo había visto esa ‘chispa’ en él, así que le decía cosas como: “o te tiras o te doy dos hostias”. Y Paco, con tan solo 6 años, no hacía más que obedecer. Pero había una seguridad innata en él: desenvolverse en los deportes de nieve lo llevaba en la sangre.

PACO FERNÁNDEZ OCHOA INICIOS

3. ¿CÓMO FUERON LOS PRIMEROS AÑOS DE LA VIDA DE PACO FERNÁNDEZ OCHOA?

Su Infancia estuvo siempre rodeada de nieve y montaña, por lo que a la edad de 10 años decide decirle a sus padres que le gustaría prepararse para alguna competición profesional. Fue entonces que, cuando tenia 13 años, en el Gran Premio de Andorra tuvo su primer debut en el eslalon especial y quedó en cuarto puesto. Fue una gran sorpresa tanto para él como para su familia. Finalmente, fueron ellos quienes tomaron la decisión de que, haciéndole falta casi un año para finiquitar sus estudios, abandonara la ESO y que se dedicara por completo a el esquí alpino.

CURIOSIDADES DE PACO FERNÁNDEZ OCHOA ULLER

4. EL PALMARÉS DE PACO FERNÁNDEZ OCHOA

El primer premio fue el Gran premio de Andorra en 1963 donde obtuvo el cuarto lugar. Luego, ganó el Trofeo Primera Nieve en el Valle de Arán donde superaba al hasta entonces campeón Luis Viu, también Español. Años después y con un poco más de experiencia, a sus 18 años decide hacer su primer debut olímpico en los juegos de Grenoble donde quedo en el puesto 23 en eslalon y descenso , situación que le empezó a animar para seguir adelante persiguiendo su sueño: conseguir una medalla olímpica.

PALMARÉS DE PACO FERNÁNDEZ OCHOA

5. LOS MOMENTOS MÁS CRÍTICOS EN LA CARRERA DE PACO FERNÁNDEZ OCHOA

A lo largo de su carrera deportiva y profesional, el atleta olímpico experimentó momentos altos y bajos que llegaron a poner en riesgo su vida a nivel profesional. El primero de ellos fue en 1966 cuando apenas tenía 16 años y estaba empezando a competir en las grandes ligas. Sufrió una grave caída que le desencadenó en una desviación en la columna vertebral, quedándose casi dos meses sin poder esquiar y estando a las puertas de una de las competenciones más importantes de por aquel entonces para su carrera: El campeonato de Cervinia. Tiempo más tarde, en 1970 sufre otro accidente que le hace perder el conocimiento en Val Gardena.

6. FRANCO LE FELICITÓ TRAS SU VICTORIA

Nunca se considero una persona política y, sin embargo, tras su victoria en Japón, se sospechaba que en su regreso estaría acompañado por las más altas esferas del Estado. Cuando llegó a Madrid, las calles le idolatraban y era un verdadero Héroe. Al llegar al Pardo, sale de allí Franco a felicitarle, le da la mano y le susurró unas frases de las que recuerda decirle que España necesitaba más jóvenes como el.

FRANCO Y PACO FERNÁNDEZ OCHOA

7. PACO FERNÁNDEZ OCHOA Y SU AMOR POR EL REAL MADRID

Siempre estuvo entre bambalinas apoyando a su equipo en el Bernabéu. Sin embargo, el trabajo y la carrera profesional le hacían viajar por todo el mundo y eso le impedía asistir a todos los partidos de su tan amado equipo de fútbol. Fue entonces cuando empezó a ser la imagen de la marca de esquí Ellenesse y lo llevo a mudarse a Barcelona, ¿cómo iba hacer para ir alentar al estadio a su equipo? Resultó que, su amigo, con quien vivía en aquel entonces, le propuso un trato: Paco recogería todos los días a sus hijos y a cambio podía dejar poner el escudo del Real Madrid en la puerta de la casa de su amigo, que era aficionado del Barcelona. ¡Eso sí que era una amistad!

8. LA VICTORIA OLÍMPICA DE PACO FERNÁNDEZ OCHOA

El momento de la gloria llegó a sus 22 años. El 13 de febrero de 1972, fueron 37 los participantes que competían por aquel entonces en la prueba técnica de eslalon. Paco fue el más rápido de ellos, con un tiempo de 109 segundos y 27 centésimas. Paco le ganó a deportistas de talla mundial como por ejemplo Augert, Duvillard o Thoeni, y para sorpresa de muchos era la primera medalla de oro que España recibía y además en un deporte de invierno, lo cual dejó atónitos a todos porque era un deportista proveniente de un país considerado cálido y con poca tradición en los deportes de nieve. Lo que no sabían era que Navacerrada lo había criado.   

PACO FERNÁNDEZ OCHOA

9. LA DUCHA QUE ESTUVO A PUNTO DE DEJAR SIN MEDALLA OLÍMPICA A PACO FERNÁNDEZ OCHOA

Cómo anécdota graciosa, cuando ganó el Oro Olímpico y estaba a punto de recibirlo, Paco pensó que sería buena idea ir a ducharse primero antes de recibir la medalla, puesto que así estaría en mejores condiciones para tal suceso tan importante. Fue entonces cuando decidió ir a darse una ducha y vestirse apropiadamente para recibir el premio. Sin embargo, cuando fueron a entrar al lugar de la ceremonia, al cual ya llegaban tarde, la persona que controlaba la entrada no les creyó ni a él y a su amigo. Según él, no le creyeron por ser español y, en palabras de Paco: “era como si un austriaco tratara de entrar a la plaza de ventas a reclamar un premio”.

10. LA VIDA: UN SLALOM

Paco Fernández Ochoa fue sin duda un deportista capaz de todo, pero un cáncer linfático se convirtió en su prueba más dura, robándole su último aliento en su casa en Cercedilla en el año 2006. Meses atrás le habían descubierto un tumor del tamaño de una naranja: desgraciadamente el cáncer se encontraba en un nivel demasiado avanzado. Ahí en ese momento Paco sintió temor, pero al ver el apoyo de sus familiares y amigos se armó de valor y argumento y empezó a ver esa etapa de su vida como un eslalon. Prefería caer por valiente que por cobarde, así que estaba dispuesto a dar el mil por mil. En sus últimos días aguanto al máximo porque quería estar en el homenaje en el que se le brindaría en el pueblo que le vio crecer: Cercedilla. Fue allí donde se plantó una estatua en su honor, y en su discurso argumentó que sí se podía ser feliz con la enfermedad y que la vida es un regalo que no se debe renegar y del cuál siempre sales victorioso. Lo único que echaba de menos y que lamentaba no poder hacer era ser abuelo. Murió a sus 56 años y con una carrera llena de victorias.

PACO FERNÁNDEZ OCHOA MUERTE ULLER

 ANDREA ULLER PACO FERNÁNDEZ OCHOA